A los largo de estos años, en los diverso Campos de Trabajo, hemos podido constatar en Huancavelica una necesidad urgente de formación, especialmente entre la gente joven.

La formación en las escuelas es muy baja. El absentismo escolar es del 25%. La tasa de analfabetismo de la población de 15 o más años es del 35% en hombres y 48% en mujeres.

No será posible sacar adelante Huancavelica si los niños no reciben una formación adecuada. Muchos de los chicos que están en la escuela no tienen mayor esperanza para su futuro –aunque sea muy duro decirlo- que permanecer en la misma situación en que se encuentran ahora.

Desde el Club Quinuales, que organizamos allí todos los años, tratamos de ilusionarles con el futuro, con sacar adelante a su familia, a su país... pero nosotros sólo estamos allí un mes al año.

Por ello, nos hemos lanzado a una verdadera aventura, en la que te invitamos a participar: construir en Huancavelica un centro de formación para la juventud. Lo hacemos desde Cooperación Internacional ONG y en coordinación la Parroquia del Sagrario (Catedral), con la ilusión de ambas partes de colaborar en una auténtica formación y educación de la juventud

Este proyecto está respaldado organizativamente por Cooperación Internacional ONG, y se debe al impulso se debe a un grupo de entusiastas jóvenes cordobeses y sevillanos, que, tras su asistencia a diversas ediciones del Campo de Trabajo, decidieron apoyar a esta población, impulsando el proyecto que ahora presentamos.

El Proyecto Nuevo Quinuales ya está en marcha. Los terrenos han sido cedidos por la Diócesis, justo al lado de la plaza principal. Los planos contemplan un edificio de 3 plantas, con 12 aulas, un salón, un patio, y una terraza amplia donde poder jugar los chicos.

Se trata de edificar unos locales adecuados –actualmente no contamos con ninguno en la ciudad- para desarrollar actividades, algunas en coordinación con centros juveniles españoles, que contribuyan a:

  1. Facilitar a la juventud la posibilidad de adquirir de valores humanos y espirituales que desarrollen sus potencialidades.
  2. Orientarles en la sana utilización del tiempo libre de que disponen, promoviendo talleres de arte, música, teatro, danza, manualidades, etc., y organización de campeonatos deportivos.
  3. Capacitarles para un uso adecuado uso de los medios de comunicación e Internet, como valiosa ayuda para el estudio y su formación personal.
  4. Dotarles de biblioteca que ayude a mejorar su bagaje cultural.
  5. Proporcionarles los medios de formación, a través de catequesis, charlas, retiros, jornadas, que contribuyan a elevar su nivel moral, para ser ejemplo y ayuda entre los demás muchachos de su edad.
  6. Ofrecer a las entidades juveniles de España que vienen desarrollando un Campo de Trabajo aquí desde hace 14 años, unos locales donde desarrollar las actividades que realizan con niños y jóvenes durante el mes de julio.

El proyecto que presentamos se llama Nuevo Quinuales, ya que las actividades que hemos realizado estos años con jóvenes le hemos llamado Club Quinuales, y también porque este árbol (Polylepis racemosa) es prácticamente el único árbol autóctono y es capaz de vivir en las alturas de Huancavelica desafiando todas las dificultades del clima.